Clases de CANTIENICA® por zoom

Clases regulares de CANTIENICA® por zoom

Clases regulares de CANTIENICA® por Zoom

Clases de CANTIENICA® por zoom todos los lunes, ahora de 19 a 20h hora canaria.

Si tienes la suscripción a Movimiento es vida y te gustaría practicar en grupo online una vez a la semana, poder plantear preguntas, recibir algunas correcciones, y sobre todo compartir y encontrar un aliciente para llevar un ritmo de ejercicios regular, puedes inscribirte a este curso en nuestra tienda.

Cada clase te vas a encontrar con un workout diferente y variado de ejercicios que respondan a las principales necesidades, como pueden ser suelo pélvico, espalda, hombros, cuello, rodillas, pies, el andar, articulación sacroilíaca, abdominales, etc. No te preocupes si crees que eres muy principiante, pues cada ejercicio se puede adaptar para que sea más difícil o más fácil, las clases se combinan para diferentes grados de dificultad y de movilidad y ya sabes que puedes hacer pausas cada vez que tu cuerpo te lo pida.

Solo te hace falta un poquito de espacio en tu casa, una silla, una colchoneta, y ¡muchas ganas de emprender un apasionante viaje por tu cuerpo!

Así que, ¡te esperamos!

NOTA: Zoom Video, también conocido como Zoom o Zoom App, es un programa de videollamadas y reuniones virtuales, accesible desde ordenadores de escritorio, portátiles, teléfonos inteligentes y tabletas.

2 comentarios
  1. cuenco.cristina Dice:

    Buenos días! Después de estar asistiendo a Cantiénica de modo presencial, tenía dudas de si hacerlo por el zoom sería provechoso, y ha sido un descubrimiento, lo cercano, práctico y efectivo que está resultando este formato. Me siento parte de este equipo, trabajo los ejercicios igual de motivada, y es un regalo no haber tenido que interrumpir mis sesiones semanales de Cantiénica que tan feliz pone a este cuerpo que habito.
    Gracias Katja por acompañarnos de tan diversas maneras!!

  2. cuenco.cristina Dice:

    Buenos días!!
    A medida que practico Cantienica, mi cuerpo, de una forma natural, va incorporando gestos en lo cotidiano. El trabajo que practicamos en las clases, tiene un desarrollo continuo en mis movimientos diarios, de repente, me estoy secando al salir de la ducha, con esos masajes a lo largo de la columna, como los ejercicios de “las rebanadas de pan”, que dice Katja, o tengo una naranja que me voy a comer, y mis manos la llevan hacia el cuello y le doy un rmasaje, o simplemente me siento, y esa costumbre de colocar una pierna sobre la otra, se deshace de inmediato. Hay un reaprender postural que se alinea con una mejor disposición de mi ánimo.
    El ritmo de clases semanales, a través del zoom, me está posibilitando que esa transformación se dé.
    Como tantas personas, tengo algunos dolores que me acompañan desde hace tiempo, aún así y con algunas limitaciones físicas, este trabajo tan particular, es acogido por mi cuerpo como agua de mayo, que refresca rincones donde hacía mucho, parecía no llegar nada.
    Agradezco a Katja su entrega, su paciencia y su confianza en la capacidad, a veces latente, de cuantos participamos en sus clases.
    Un abrazo!!

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta